Los Anti-líderes

Es el resultado de listas cerradas. Los partidos se llenan en sus organos de decisión no de líderes y voces independientes, sino de pelotas y medradores que solo miran por su propia agenda.
El resultado: Leires, Vivianas, Trinidades, Fatimas, Matos, Florianos, Pons, Valencianos, que nunca daran una nota discordante porque les va en ellos su asiento.
Y es así como hemos llegado a tener como presidentes y candidatos a señores como ZP, Rajoy y Rubalcaba, sin ningún sentido de Estado.
Son los anti-líderes.
Uno llega a ser candidato sin preparación y como resultado de una guerra interna de partido donde de rebote sale elegido. Y tenemos ZP.
Otro llega a dedo, en parte porque parece el más manejable de entre los candidatos por el que lo elige. No da el perfil de alguien que vaya a destapar ni deshacer el chiringuito montado en años de democracia, así que es el candidato perfecto. Y así tenemos a Mariano.
Y otro llega por constancia, y con el único mérito de que ZP ha llenado los altos niveles del partido de tanto mediocre, que entre los ciegos, el tuerto es el rey. Habemus Rubalcaba.

Y todos tienen algo en común: son anti-líderes. Su sentido de Estado no va más allá de su propio interés por mantener su sillón y lo suyo.

El aparato de los partidos con listas cerradas solo genera ese tipo de anti-líderes. Los resultados están a la vista. Partidos corruptos sin ningún mecanismo de regeneración y limpieza.

PP, PSOE, IU, CiU no tienen ninguna posibilidad de auto-regenerarse. La única vía es no votarles. Vota solo a partidos que estén comprometidos con LISTAS ABIERTAS y con la máxima transparencia.